El derecho a decidir

Behera-Ir abajo)

Xabier Olabarrieta Learra

Xabier Olabarrieta Learra

En esta España a la que los altos niveles de corrupción le han hecho perder la escasa credibilidad que tenía ante Europa y el mundo, los ciudadanos de Euskal Herria lejos de ese entorno y con la seriedad que nos caracteriza, estamos ofreciendo las mismas muestras de mesura y bien hacer de siempre. El territorio vasco, además de la riqueza forestal, abundante agua y sus bonitos e idílicos paisajes, al no tener ningún recurso natural que explotar, ha sabido reinventarse, empleando la tecnología y la capacidad innovadora de sus gentes, para crear empresas pioneras, que fabrican desde trenes y autobuses, hasta máquinas de control numérico, que son un ejemplo a imitar.

En este momento que España se enfrenta a uno de los más altos niveles de desempleo y corrupción institucional del mundo y de la que nosotros los vascos estamos libres. Los gobernantes españoles negando y disimulando el caos y la pestilencia de algo que se les ha ido de las manos, llenos de intolerancia tratan de hacer cumplir una promesa que el monarca emérito hizo al dictador Franco en su lecho de muerte: “Mantener la unidad indivisible de la patria”, por lo que a las naciones del estado entre las que estamos los vascos, no nos reconocen una antigua demanda que tienen todos los pueblos con identidad, como es el derecho a decidir.

Un país para quien Euskal Herria solo representa un sostén económico para mantener unas rancias estructuras monárquicas y un ejército que no queremos ni necesitamos, yo haciendo mías las palabras de uno de los impulsores del movimiento ciudadano Gure Esku Dago me pregunto: ¿Cómo un pueblo que ha sido capaz de crear entre gentes diferentes cooperativas de producción exitosas y una red de ikastolas para no perder el idioma y la identidad, no va a lograr los consensos para llevar a la práctica algo tan simple como es el derecho a decidir?.

Aunque cada uno de nosotros tendrá su opinión, yo opino que con unos compañeros de viaje que desde que nos invadieron varios siglos atrás, nunca nos han reconocido ni reconocerán nuestra pertenencia a un país diferente, no podemos seguir aliados. Por esa razón y desde la oportunidad que me brindan estas líneas, animo a los lectores a trabajar en el seno de GED para construir en paz y libertad nuestro futuro, que tras el derecho a decidir espero nos conduzca a ser un Estado libre en la Europa de los pueblos.

Hasierara joan-Ir al principio

Post hau Artikuluak, Xabier Olabarrieta atalean eta , , laburpen hitzekin publikatua izan da. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Zure iritzia, Tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s